Unlimited Wordpress themes, plugins, graphics & courses! Unlimited asset downloads! From $16.50/m
Advertisement
  1. Web Design
  2. Workflow

Consejo rápido: la técnica pomodoro para rescatar la creatividad

by
Read Time:3 minsLanguages:
This post is part of a series called Let’s Talk About Creativity.
Connecting Creativity and Commerce

Spanish (Español) translation by Rodney Martinez (you can also view the original English article)

En algunas situaciones, necesitamos ser rápidamente creativos y efectivos. (Todos hemos estado en situaciones dónde hay un plazo inminente de unas pocas horas). Por ejemplo, quizá un cliente quiera hacer cambios de último minuto o un encargado está por llegar y quieres hacer una gran impresión, sin embargo, a tu presentación todavía le falta algo.

¡No te estreses!

Hay una maravillosa técnica que hace posible impulsar tu pensamiento creativo en una corta cantidad de tiempo. De hecho, algo dentro de ti reconocerá la Técnica Pomodoro como un método para incrementar tu productividad. Sin embargo, su filosofía de ofrecer un flujo y un enfoque, también pueden ser perfectos para tus necesidades creativas de último momento.

El concepto detrás de la técnica Pomodoro radica en gastar intervalos cortos de tiempo prestando atención dedicada a algo que estás haciendo. Así que, mientras te preparas para una sesión Pomodoro, apaga tu teléfono, desconéctate de cualquier forma de comunicación y quédate concentrado. También deberás desconectarte de redes sociales o sitios web de noticias o de cualquier otro sitio web que no sea relevante para lo que estás haciendo, y lo digo en serio.

Vas a pasar dos horas trabajando para conseguir tu resultado. Durante este tiempo, te relajaras, trabajaras y pensaras. Encuentras un lugar tranquilo (Y sugiero que no uses tu lugar de trabajo habitual), toma tu equipo de trabajo contigo (no olvides lápiz y papel) y ten un contador de tiempo listo. Tu teléfono podría serte útil, siempre y cuando no te distraiga. Nada de llamadas, ni tampoco ninguna notificación.

¡Hagámoslo!

  1. Empieza por definir qué es lo que quieres lograr. Pero ponlo sobre el papel. Debería ser bastante obvio con la fecha límite tan cerca. Por ejemplo, necesitas un nuevo concepto creativo
  2. Comienza navegando para buscar inspiración que sea relevante para tu objetivo. Apégate a sitios web relevantes y dedicados, tales como Behance o Dribbble por ejemplo, por 25 minutos, mínimamente y 45 como máximo. Después, tómate un breve, pero útil, descanso de 5 minutos (toma algo de beber, ve afuera…).
  3. ¡Estupendo! Ahora utilice esta inspiración e intente resolver su problema, pero otra vez, limítese usted mismo a 25 minutos. Tome notas, haga bocetos, ponga sus ideas sobre el papel. Empiece con lo más obvio y continúe escribiendo, incluso si cree que algunas ideas son terribles… ¿Qué tal si nos tomamos 25 minutos más? De acuerdo, ¡hagámoslo!
  4. Ahora tome un descanso de 45 minutos. Haga algo que sea completamente irrelevante a lo que usted está haciendo. Cuando haga esto por primera vez, podría ser muy difícil dejarte ir de tu fecha límite, pero la práctica hace la perfección. Es aconsejable que te alejes del internet y hagas algo que te encante hacer (por ejemplo, cocinar tu cena, tomar un libro y empezar a leerlo, ir a correr afuera…).
  5. Usa tus últimos 25 minutos para terminar lo que empezaste. A menudo, tendrás nuevos conocimientos durante estos intervalos los cuales, al menos, proporcionan progreso a la solución final. A medida que obtengas más experiencia, te convertirás más a menudo a ser capaz para resolver simplemente tu problema.

¿Cuál es el secreto?

Al analizar este método observará que solamente estamos siendo productivos por 50 minutos. Los resultados podrían ser asombrosos si usted compara eso a los resultados de esas largar reuniones y aburridas sesiones de ensayo y error. La idea es, de nuevo, flujo y concentración. Ante todo, lograr verdaderamente el enfoque completo y restringirse usted mismo en tiempo que te obligue a alcanzar una nueva altura de productividad y creatividad.

Además, tener desencadenantes físicos como un contador de tiempo, una ubicación diferente, tomar un descanso o introducir un nuevo intervalo es una manera directa de prepararte tú mismo mentalmente para las tareas por venir. En lugar de concentrarte en la fecha de entrega, cambias tu enfoque a tus tareas dadas.

¿Cuáles son tus consejos si necesitas creatividad y la necesitas rápido?

¡Sé el primero en conocer las nuevas traducciones–sigue @tutsplus_es en Twitter!

Advertisement
Advertisement
Looking for something to help kick start your next project?
Envato Market has a range of items for sale to help get you started.